|   edición nro : 7643    |    lectoresdiario@gmail.com
 Diario
 Secciones
EMAIL - CARTAS DEL LECTOR
CALENDARIO
INTERNACIONALES
AMERICANAS
NACIONALES
PROVINCIAS
PROV.BS.AS.
PORTEÑAS
INFORMACION GENERAL
DIPLOMATICAS
CULTURA
ARTE
POLITICA
HISTORIA
JUSTICIA
PYMES
ECONOMIA
ECOLOGIA
EDUCACION
EDUCACION TECNICA
ESPECTACULOS
TELEVISION
CINE
VIDEO / DVD
PROXIMOS ESTRENOS
TEATRO
CINE ARGENTINO
MUSICA
POP/ROCK
FOLKLORICA
TANGO
MELODICA
CLASICA/JAZZ
DANZA
CARTELERA
FESTIVALES
RADIO
CIEN BARRIOS PORTEÑOS
VATICANO
LITERATURA
INFANTILES
ADOLESCENTES
ADULTOS MAYORES
MUJER
.
FAMILIA
COLECTIVIDADES
COCINA INTERNACIONAL
COCINA NACIONAL
CAMPO ARGENTINO
GANADERIA
AVICULTURA
APICULTURA
AGRICULTURA
BOTANICA
ANIMALES DOMESTICOS
REINO ANIMAL
CIENCIA
SERVICIOS COMUNITARIOS
EXTRAVIOS
POLICIALES
PUEBLOS ORIGINARIOS
BIOETICA
HEROES DEL SILENCIO
.
SALUD REPRODUCTIVA
SALUD
NUTRICION
PSICOLOGIA
MEDICINA
SALUD Y ESTETICA
BIOQUIMICA
GUIA PROFESIONALES
CONGRESOS
CURSOS
ARQUITECTURA-CONSTRUCCION
COMPUT/INFORMATICA
INMOBILIARIAS
.
CLASIFICADOS
SOCIALES
PERSONAS DESAPARECIDAS
TURISMO
TURISMO INTERNACIONAL
TURISMO NACIONAL
TURISMO PROV BS.AS.
TURISMO PORTEÑO
MED. DEPORTIVA
DEPORTES
AJEDREZ
AUTOMOVILISMO
ATLETISMO
BASQUETBOL
BEISBOL
BOCHAS
BOWLING
BOX
CANOAS-KAYAC
CICLISMO
EQUITACION
ESGRIMA
ESQUI
FUTBOL
PELOTA
GIMNASIA
GIMNASIA ARISTICA
GIMNASIA RITMICA
GOLF
HANDBALL
HOCKEY
HOCKEY PATIN
KARATE
TAEKWONDO
LUCHA
MOTONAUTICA
NATACION
PATO
PATIN ARTISTICO
PATIN CARRERA
PATIN HIELO
PESAS
POLO
TIRO
REMO
RUGBY
SOFTBOL
SURF
TENIS
TENIS DE MESA
SCUASH
VELA
VOLEIBOL
WATERPOLO
JUDO
DAKAR
TURF
JUEGOS ESPECIALES
STAFF
CAP. DIFERENTES
DEPORTES DE INVIERNO
R.CROMAGNON
POSTUMAS
MEDIOS
ORG.LATINOAMERICANAS
.BEIJING 2008
PARALIMPICOS
GUADALAJARA 2011
IGLESIAS EVANGELICAS
RELIGION
MUNDO EMPRESARIO
HUMOR
GREMIALES
ASOCIACION OLIMPICOS ARGENTINOS
.
COMUNIDADES MESIÁNICAS
.MECENAS OLIMPICOS
.
.
.
.
.
.
.
.
 


 

 

 Nota
Noticia:42687 CINE ARGENTINO : 7/10/2014
Dos disparos 

"Dos disparos" de Rejtman para desplegar un universo compuesto por situaciones y personajes absurdos

cine nacional

El escritor y cineasta estrenará el jueves su nueva película, una comedia tan divertida como inusual, llena de situaciones entrecruzadas y personajes absurdos, que tiene como punto de partida la historia de un adolescente que sobrevive tras dispararse dos veces, una en la sien y otra en la boca del estómago.


Muy aplaudido en el último Festival de Cine de San Sebastián, donde despertó carcajadas en la sección Horizontes Latinos, el nuevo largo del autor de “Rapado”, “Silvia Prieto” y “Los guantes mágicos” comienza como si tratara de un drama, con la historia de Mariano, un joven de 17 años que encuentra un revólver en su casa y, llevado por un impulso inexplicable, se dispara dos veces.

Sin embargo, este adolescente que integra un grupo musical de flautas sobrevive y a partir de allí el relato se disgrega en numerosas historias entrelazadas, en las que Rejtman apela a un humor sutil y despojado –y no por eso menos disparatado- para describir la relación del protagonista con su familia y otros personajes.

Su nueva película está protagonizada por Rafael Federman como Mariano, Susana Pampín como su madre y Benjamín Coelho como su hermano, y cuenta con las actuaciones de la joven chilena Manuela Martelli, María Inés Sancerni, Walter Jakob, Laura Paredes y Fabián Arenillas, entre otros.

Las narraciones que Rejtman desarrolla en el filme se expanden hacia rumbos insospechados, generando un humor extraño y delirante a través de situaciones y diálogos que por su aparente seriedad, y por la importancia que parecen darle sus personajes, se transforman en absurdas.

“Lo primero que apareció al escribir el guión es la situación de un chico que encuentra un revólver, se dispara dos veces y sobrevive. Eso parte de una historia real que me contaron”, recordó Rejtman, que además de cineasta es escritor y publicó libros como “Rapado” (1992), “Velcro y yo” (1996), “Literatura y otros cuentos” (2005) y “Tres cuentos” (2012), entre otros.

En una entrevista con Télam, el cineasta dijo que cuando empezó a escribir esta película quería olvidarse de la comedia y encarar un drama: “La idea era que esos dos disparos del principio quedaran como una marca en la cabeza del espectador. Pero luego ese drama se fue diluyendo y en un momento me di cuenta de que el humor me había ganado”.

Lo que logró entonces fue crear “un género dual y contradictorio”, donde las actuaciones y los diálogos tienen una forma rítmica y musical, con un tono desafectado e inexpresivo, ya que –según explicó- “quería evitar las muecas grotescas y además creo que hay que ser serios para que aparezca el humor”.

“En el comienzo de mi carrera tenía dos caminos. Podría haberme convertido en un director de cine contemplativo, pero creo que el humor me llevó por otro lado. Hago películas un poco raras en ese sentido y me gusta ocupar un poco ese lugar”, afirmó Rejtman, quien tardó varios años en escribir un guión que “se fue transformando mucho, primero hacia un lado y luego hacia otro”.

“Es una película más expansiva y flexible, donde las historias se viralizan y los personajes conducen a otros. Mi idea era mezclar deliberadamente las edades y no concentrarme en una generación determinada”, precisó el escritor, cuyo último libro propone “tres cuentos un tanto exagerados que, al igual que la película, están desbordados de situaciones, personajes y escenarios”.

Rejtman buscó que fuera una película “menos pura, con más digresión, con historias que abandonan a un personaje para seguir a otro. Esa acumulación de cosas y personajes provoca una especie de aceleración y absurdo, pero creo que eso tiene que ver con el recorte y la decisión de mostrar un aspecto particular de cada personaje”.

En ese sentido, sostuvo que “el humor tiene que ser sutil y que no te haga reaccionar de manera obvia, sino que funcione con un poco de retraso para permitirte descubrir luego lo absurdo de la situación o lo que se dice. Además, casi no le doy tiempo al espectador para que se ría”.

“El ritmo y cómo se dicen los diálogos es muy importante. Hay cosas que deben decirse rápidamente porque si no corrés el riesgo de caer en el ridículo. Me gusta el diálogo rápido, quizás haya alguna influencia de la comedia americana, pero en realidad es así porque creo que si no, no tendría sentido lo que dicen los personajes”, agregó.

Según Rejtman, el trabajo con los actores “es ensayar mucho los textos, aprender no sólo la letra sino también el ritmo y cierta musicalidad que necesito que esté en la película. Si no está esa música para mí la escena no funciona. Los textos son como una partitura que los actores deben interpretar”.

Con respecto a la relación entre la literatura y el cine, Rejtman sostuvo que en su caso “fueron siempre por caminos separados, aunque con muchos puntos de contacto, porque ambos están en presente, en tercera persona y son descriptivos. Mi influencia principal como escritor son los guiones de cine y una forma muy visual de la escritura”.



 Pronóstico
Buenos Aires
 Buscador
 Auspiciantes